Ministerio Educación inicia transformación en formación y preparación de maestros y maestras

Categoría: NACIONAL |

preparacion maestrosCon la aprobación de los Perfiles con que deberán contar los docentes de cara a una mejor formación de los ciudadanos y profesionales del futuro, el Consejo Nacional de Educación (CNE) inició este jueves la transformación  de los maestros y maestras del país.

En una sesión extraordinaria celebrada en el Salón Ercilia Pepín, del Ministerio de Educación, el ministro y presidente del Consejo Nacional de Educación, licenciado Carlos Amarante Baret, proclamó que “este es un paso histórico y trascendental el que estamos dando, pues como país nos aboca a que nuestras universidades formen al maestro y a la maestra del Siglo XXI”.

El funcionario, quien preside el Consejo, dijo que “de nada vale que critiquemos la formación de nuestros maestros y maestras y la baja calidad de la enseñanza si no hacemos nada para revertir esa situación; debemos actuar y lo estamos haciendo con la aprobación de los perfiles que tendrán que cumplir nuestros docentes”.

En una sesión ordinaria celebrada el 16 de este mes, el Consejo Nacional de Educación comenzó el estudio y conocimiento de los perfiles de los docentes para alcanzar una educación de calidad, entre los que tendrán que primar ser un ciudadano responsable y profesional universitario crítico con conocimiento pleno de las materias a impartir en los distintos niveles del Sistema Educativo Nacional.

En la ocasión, el documento fue entregado para estudio y revisión de los miembros del Consejo, que le introdujeron modificaciones. Entre esas modificaciones fueron aprobadas las sugeridas por la Universidad Autónoma de Santo Domingo y la del sector patronal representado en el organismo.

La UASD sugirió, entre otros puntos, que los perfiles abarquen tanto a profesores como a directores de centro, a fin de que estos también fortalezcan sus niveles de preparación y capacidad gerencial y de enseñanza y, aunque a través de su rector hizo varias propuestas, dijo que los documentos de sustentación de los perfiles docentes propuestos son pertinentes y proporcionan el marco jurídico y la fundamentación teórica del perfil de maestros y maestras. La UASD es la universidad que forma la mayor parte de los profesores y profesoras.

De su lado, el sector patronal en el CNE sugirió la modificación de algunos párrafos para evitar que el perfil del educador se confunda con las competencias que se pretende logre el estudiante.

Las instituciones que integran el Consejo Nacional de Educación acogieron todo el contenido de la propuesta de perfiles magisteriales preparada por el Vice Ministerio de Asuntos Técnicos y Pedagógicos de Educación, y las modificaciones sugeridas fueron básicamente de forma, pero no de fondo.

De acuerdo a los perfiles ya identificados, los maestros y maestras deberán poseer una formación integral que los mantenga relacionados con las creaciones literarias, científicas, tecnológicas y de cultura universal, con las competencias requeridas en su ámbito para la producción de bienes y servicios que demanda la sociedad.

Su formación deberá ser sólida en humanidades y ciencias fundamentadas en conocimientos del nivel superior en matemáticas, ciencias sociales y ciencias de la naturaleza, con un nivel de conocimientos en estas áreas por encima de los contenidos que aborda el currículo de la educación preuniversitaria.

Las universidades tendrán que adecuar sus currículos para que se adapten a las competencias y perfiles que se buscan entre los profesores y profesoras. El documento final será entregado por el ministro de Educación, licenciado Carlos Amarante Baret, a la ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Ligia Amada, quien a su vez lo remitirá a todas las universidades formadoras de maestros, para su fiel cumplimiento.

El documento habla de los principios, fines y propósitos de la educación, y se basa en la Constitución de la República, la Ley 139-01 de la Educación Superior que establece el marco regulatorios y define el egresado de la educación superior y los criterios de los programas de formación.

Dentro de sus competencias y características, el nuevo docente deberá estar orientado a posibilitar que los estudiantes desarrollen paulatinamente las competencias que se promueven desde el currículo, como Ética y Ciudadana, Comunicativa, Pensamiento Lógico, Creativo y Crítico, Resolución de Problemas, Científica y Tecnológica, Ambiental y de Salud, Desarrollo Personal y Espiritual, de manera tal que puedan actuar de manera eficaz y autónoma en contextos diversos, movilizando de forma integrada conceptos, procedimientos, actitudes y valores.

Se aspira a que el docente tenga pleno dominio de los aspectos inherentes a la  Planificación, a la Gestión, al   Seguimiento, a la  Evaluación de los procesos formativos, a la  Investigación, a la innovación, integrando asertivamente la Tecnología Educativa, (TED), así como a que sea capaz de gestionar adecuadamente el tiempo de manera tal que las experiencias formativas de las y los estudiantes cobren cada vez mayor significado y les agreguen valor a su proceso educativo.

Deberá estar comprometido con el fortalecimiento de una educación inclusiva, sin exclusión y que valore la diversidad como oportunidad para generar prácticas educativas en las que se promueva la equidad, y sea capaz de promover un clima y un ambiente de aprendizaje agradable, cálido,  de acogida, valoración y respeto para todas y todos los estudiantes, entre otras.

Dentro de sus competencias específicas, el docente tendrá que dominar la estructura conceptual, métodos de indagación, aplicaciones, actitudes y valores de sus áreas y/o disciplinas y comprender la naturaleza específica y la didáctica de su área y/o disciplina: principios y estrategias metodológicas que orienten la enseñanza del/de la/s área/s del currículo oficial.

Ciudadano responsable y profesional universitario

Como ciudadano responsable, el docente debe ser altamente responsable, crítico y participativo, capaz de atender a las necesidades de todos los aspectos de la actividad humana, en las que se requieran conocimientos teóricos y prácticos de alto nivel.

Como persona debe orientarse por principios democráticos, identificado con los valores nacionales y de solidaridad internacional, capaz de participar eficazmente en las transformaciones sociales, económicas, culturales y políticas del país.

Y como profesional universitario, esa condición debe garantizar una formación integral, con actitudes y valores que promuevan la preservación de la cultura nacional, y debe ser un profesional responsable con conciencia ética y solidaria, reflexivo, innovador, crítico, capaz de mejorar la calidad de vida, consolidar el respeto al medio ambiente, a las instituciones del país y a la vigencia del orden democrático.

Dirección de Comunicaciones y Relaciones Públicas Ministerio de Educación

Comentarios

commentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Seguridad * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

*