Brasil: Rousseff amplía ventaja en sondeos

Categoría: INTERNACIONALES |

dilmahttp://www.listin.com.do
Sao Paulo, Brasil.  La presidenta brasileña Dilma Rousseff, que se postula a la reelección, abrió una amplia ventaja sobre su principal adversaria a menos de una semana de la primera vuelta de los comicios, según dos encuestas.
Un nuevo sondeo de la empresa Datafolha, divulgado ayer por el periódico Folha de S. Paulo, reveló que Rousseff, del Partido de los Trabajadores, tiene el 49% de intención de voto, mientras Marina Silva, del Partido Socialista Brasileño, cuenta con 41% si la elección se decide en segunda vuelta el 26 de octubre, como indican las encuestas. La encuestadora entrevistó a 7.520 electores entre el lunes y el martes.

Las preferencias cambiaron bruscamente en un mes. A finales de agosto, Silva aventajaba a Rousseff con 50% de intención de voto frente al 40% de la mandataria.

“La campaña negativa de Dilma fue muy efectiva y logró deshidratar y debilitar a Marina”, dijo Carlos Pereira, analista de la Fundación Getulio Vargas. “Fue muy dura contra Marina y la dejó muy vulnerable”.

Otra encuesta del Instituto Ibope, divulgada también ayer por el periódico O Estado de S. Paulo, coloca a las dos candidatas con una diferencia menor, 42% para Rousseff y 38% para Silva. Ibope encuestó a 3.010 electores entre el sábado y el lunes.

Marina, ex ministra del Medio Ambiente, entró a la contienda en agosto después de la muerte del candidato original del Partido Socialista Brasileño, Eduardo Campos, en un accidente aéreo.

Según Pereira, muchos brasileños veían en Silva una opción más viable para derrotar a Rousseff en segunda vuelta. Eso cambió a partir de la transmisión de avisos políticos que acusaban a Silva de restarle importancia a la exploración petrolera en Brasil, cuyas enormes reservas en alta mar se calcula que podrían llegar hasta 100.000 millones de barriles, y de querer otorgar autonomía al Banco Central.

Además, Rousseff critica a Silva por cambiar de partido en tres ocasiones en los últimos cinco años y dice que la candidata no tiene la capacidad para gobernar la séptima economía más grande del mundo.

El martes, Silva pronunció un emotivo discurso frente a líderes de grupos políticos y sociales que han apoyado su campaña y acusó a Rousseff de mentir al decir que no sabía nada de un esquema de sobornos en la paraestatal Petrobras, que se convirtió en un escándalo preelectoral porque la presidenta dirigió el consejo administrativo de la empresa en el período en cuestión.

“Celebré cuando el país eligió a la primera mujer presidenta de Brasil. En 500 años de historia nunca pensé que una mujer pudiera permitir hacer lo que están haciendo para destruir la biografía honrada de otra mujer”, dijo Silva, con una voz ronca y a veces quebrada.

Analistas resaltan que la gran disparidad en los tiempos de televisión con los que cuentan Rousseff y Silva afectó las preferencias ya que la presidenta, por tener más presencia en el Congreso, obtiene más de cinco veces más tiempo para promocionar su campaña que Silva, quien representa a un partido más pequeño. En la segunda ronda, los dos candidatos restantes tendrían el mismo tiempo para promocionarse.

El gobernante Partido de los Trabajadores es más grande y mejor organizado que el Partido Socialista de Silva. Ha consolidado su base de apoyo durante los 12 años que ha ocupado la presidencia, tiempo durante el cual 42 millones de brasileños salieron de la pobreza y pasaron a engrosar la clase media.

Los sondeos del martes también mostraron la caída del apoyo de Silva en la votación de primera ronda que se celebra el domingo y el peligro de que sea superada por el candidato en tercer lugar, Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña.

La ecologista tiene un 25% en intención de voto en las dos encuestas; Neves avanzó y ahora alcanza 20%, según Datafolha, y 19%, según Ibope.

“Algunos electores de Marina están regresando con Aécio. Antes pensaba que ella era la única que podía derrotar a Dilma”, dijo Pereira. “Todavía podríamos ver un una sorpresa”.

Datafolha dice que Rousseff tiene 40% en primera ronda e Ibope dice que tiene 39%. Sin embargo, necesita más de 50% de los votos para garantizar una victoria sin necesidad de segunda vuelta. Los resultados de las dos encuestas tienen un margen de error de 2 puntos porcentuales.

Comentarios

commentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Seguridad * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

*