Aguas residuales afectan turismo y salud en Boca Chica

Categoría: LOCALES,Slidershow |

boca chicaUbicada entre el Puerto Multimodal Caucedo y la Maternidad de Andrés, Boca Chica, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, constituye una amenaza para la salubridad de los lugareños y la imagen turística de este municipio.El olor fétido que desprenden las aguas cloacales que se desbordan de las instalaciones hacia el maleconcito de Andrés, principalmente cuando llueve, hacen prácticamente imposible la circulación frente a la costa.

Trabajadores de la terminal portuaria, manifestaron su incomodidad por la situación, que según dicen acarrea, además del hedor, una gran cantidad de mosquitos que dificultan sus labores diarias.

“Ellos -refiriéndose a la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Boca Chica (Coorabo)- hicieron una inversión el año pasado pero no la terminaron. Han venido como dos veces pero el problema sigue igualito”, aseguró un empleado, al ver el equipo de reporteros de elCaribe.

En teoría, las aguas residuales provenientes de los complejos hoteleros de este polo turístico, deberían pasar por un proceso para eliminar los contaminantes físicos, químicos y biológicos y devolverlas al mar lo menos contaminadas posibles, pero esto no ocurre desde hace doce años, ya que la planta fue abandonada por las autoridades.

El actual director de Coorabo, Fermín Brito, prometió en mayo del año pasado, que la situación sería corregida en un periodo no mayor de dos meses, como parte de un acuerdo de cooperación firmado entre Coorabo y el Ministerio de Turismo, que aportó una partida de RD$12 millones. No obstante, casi un año después, la problemática no ha sido solucionada.

Maleconcito está abandonado

El mismo abandono que se aprecia en la planta de tratamiento, se observa en la costa de Andrés, zona frecuentada por pescadores y comunitarios, y que alguna vez contó con un gran dinamismo turístico y comercial.

La destrucción de las plantas ornamentales y los adoquines centrales dificultan la circulación vial cada vez menor.

Hace cerca de dos años el alcalde Daniel Ozuna prometió construir un malecón que transformaría la zona en un lugar de recreo para las familias, la cual contaría con una cancha de arena para voleibol, áreas de juegos de niños, entre otros atractivos. De esa promesa, sólo se aprecia la maqueta con la imagen de cómo quedaría la obra.

El descuido también se expresa en la carretera de tres kilómetros que va desde Caucedo hasta la autopista Las Américas, la cual está prácticamente destruida y plagada de basura, que afecta la salud de los moradores del barrio Brisas de Caucedo.

María Teresa Morel, http://www.elcaribe.com.do/

Comentarios

commentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Seguridad * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

*